Recent posts

Mree - The Middle








Puntaje: 14/20
Año: 2019
Sello: Nettwerk


Fue Roland de Candé, musicólogo francés, quien intuyó que la música era un fenómeno no significante, pero colectivamente interpretable. Esto quiere decir que si bien una sucesión de sonidos no significa nada en sí misma, se convertirá en música siempre que un otro le dé un sentido. Así, dos movimientos sostienen el acto de creación musical: el primero, guiado por un agente creador, hace surgir los sonidos, los ordena, los mezcla; y el segundo es tarea de un agente receptor, que experimenta el fenómeno y eventualmente lo interpreta. Por ello, siguiendo a Candé, podríamos decir que mientras la música esté encerrada en la imaginación de su creador o creadora, aún no puede llamarse tal, pues para ello es necesaria su interpretación. Sin embargo, quizá escuchar a Mree nos haga pensar en una obra musical que, pese a haber emergido ya de la imaginación creadora y extenderse en el tiempo en forma de muchas vibraciones, parece aún confinada en algún rincón oscuro de la mente humana. Y es que The Middle, su nuevo EP, es una invitación al mundo interior de la artista, un mundo de ensueño, repleto de sonidos hipnotizantes, lejanos a la realidad.

Este es el quinto lanzamiento en la carrera de Mree, cantautora de veinticinco años, entre álbumes de larga duración y EPs. Su producción, como se hace notar, es de una fecundidad llamativa; y su sonido, pese a ser natural de Estados Unidos, tiene un aire de encanto poco usual para el común de propuestas folk que llegan desde el norte. En efecto, The Middle muestra un folk en constante coqueteo con el ambient pop, música de fantasía que nunca deja de sonar agradable. Es como si estas canciones, las cinco que conforman el EP, hubieran sido concebidas por Mree no para llegar a nosotros, sino para que nosotros vayamos a buscarlas, para insertarnos en una dimensión cargada de misticismo en donde su voz lo controla todo. "In The Kitchen", por ejemplo, es una suma de testimonios introspectivos, una propuesta narrativa que se construye desde el yo ("Memories start calling me / I have to find my way / to find my rhythm") para dar forma a una canción suave y encantadora, que nunca sorprende demasiado. Desde entonces, la música toma un rumbo íntimo y se convierte en un festival de sonoridades oníricas que acompañan el delicado trabajo vocal de la artista.



Musicalmente, sin embargo, los recursos que utiliza Mree para construir su propuesta son más bien austeros. Si bien podríamos proclamar a la guitarra acústica como el instrumento emblemático del EP, en algún momento también aparece un piano y algún otro detalle que potencia el cuerpo musical sin llegar a enriquecerlo de forma contundente. "The Middle" es otro track de guitarra y voz, como el primero, y pese a su evolución lenta, gusta y llama la atención como pocas veces las demás canciones. Aquí la interpretación vocal de Mree pierde versatilidad para ganar un brillo fascinante, y entonces se hace autosuficiente, como si los otros sonidos sobraran y solo con su voz pudiera existir esta música. Un compás de 3/4, por cierto, prepara el camino rítmico para más reflexiones personales ("To my left / To my right / I see it now / I am caught in the middle", se escucha en una especie de coro). Como era de esperarse, la narrativa toma eventualmente un tono menos enfocado en el yo y no demora en convertirse en una declaración hacia un . "When You Come Home", tema suave que prescinde de guitarras y se decanta por el piano, materializa esta fórmula con una serie de versos cargados de melancolía. Se podría decir, cómo no, que es un tema de amor, una balada y poco más. No obstante, sigue mostrando las virtudes de Mree al momento de cantar sus desventuras emocionales.

En este punto, hay que advertir algo: todo lo dicho importa poco cuando empieza a sonar "Kiki's Song", track que nos regala los momentos más interesantes de The Middle. Si hablamos de ritmo, es de una audacia exquisita, pues su composición alterna ingeniosamente un compás de 5/8 con otro de 6/8. Si hablamos de armonía, el trabajo vocal de Mree vuelve a sorprendernos, ya que escuchamos su voz, engarzada sobre sí misma, construyendo los acordes que dan sentido a esta canción. Las melodías, como siempre, están también marcadas por la elasticidad de aquella voz delicada. Y tímbricamente, este debe ser el corte más nutrido del EP, con una instrumentación sólida que reparte protagonismos cada cierto tiempo. "Kiki's Song", en suma, reúne lo mejor de esta nueva etapa en la carrera de Mree, una propuesta colorida que empieza de manera intrigante y solo termina para quedar resonando en nuestra mente por un buen rato.

Aunque lo de hoy es el desencanto, música como la que encontramos en The Middle nos hace recordar que el arte no tiene por qué imitar a la vida. Mientras lo escuchamos, pareciera más bien que la vida imita al arte, pues somos testigos de casi veinte minutos de un folk altamente sofisticado, una obra que busca la trascendencia y se mantiene lejos de cualquier elemento ligado al mundo real. Es una estadía breve en la imaginería musical de Mree, un mundo de paisajes profundos y colores fríos (como muestran sus propios videos en Youtube) que amenaza con no dejarnos salir de él. Y es, además, el gran salto de Mree, que hasta hace unos años solo subía covers a internet, al mercado de la música popular junto a un sello de talla mundial como Nettwerk. Así, mientras ella da el salto a las vitrinas musicales de varios continentes, nosotros damos otro hacia su propia concepción de los sonidos, y cuando eso sucede este EP cobra sentido, mostrándonos un conjunto de canciones que encandecen los oídos sin dificultad.
Mree - The Middle
Aspirante a periodista cultural y crítico musical wannabe. Lleva un tiempo intentando hacerse famoso en internet y hasta ahora nada.

No hay comentarios

Nombre

Correo electrónico *

Mensaje *