Recent posts

Antonia Navarro - Ciudades








Puntaje: 13/20
Año: 2019
Sello: -


La música se esparce como un amalgama de dimensiones mundiales. Latinoamérica es un ejemplo de su circulación, movediza e irreversible. Desde hace siglos, nuestra música ha sabido absorber con destreza tradiciones musicales del resto del mundo. Un exhaustivo ensayo de Gérard Borras acerca del panorama musical peruano a inicios del siglo pasado enfatiza la enorme influencia que, desde aquellos días, ejercieron en el Perú expresiones musicales norteamericanas como el foxtrot; o esencialmente europeas, como el vals (este último, de hecho, llegó mucho antes, pero recién se popularizó pasado el 1900). Por supuesto, el patrón se repitió en la mayoría de países del continente. Y todavía se repite. Hoy, géneros como el indie pop se dispersan en el universo de la música independiente latinoamericana. Mon Laferte, Caloncho, Tourista o El Mató a un Policía Motorizado son algunos nombres que resuenan en nuestra mente cuando pensamos en dicha escena, dejando el rastro de un indie atrevido, cuya tendencia a la fusión es quizá su componente más característico. Antonia Navarro, cantautora chilena radicada en Argentina, emerge en este sobrecargado escenario para recordarnos que aún hay una infinidad de voces por escuchar, dispuestas a plantear nuevos caminos expresivos y a las que no debemos ignorar.

Ciudades es el nuevo proyecto en la breve carrera de Navarro, un EP austero y vivaz, inspirado quizá por los tonos azules y fríos de su propio artwork. En él, escuchamos cinco tracks que, en conjunto, moldean una sofisticada mixtura sonora inspirada en estilos como el pop, el downtempo y hasta algún guiño al vocal jazz. Desde la canción inicial, "Llevame", Antonia Navarro nos regala una prolongada caricia al oído, con una pieza de atmósfera etérea y afable a la que dan vida unos bajos potentes y un llamativo compás en 3/4, inusual tratándose de una propuesta pop. La interpretación vocal, de otro lado, entrega siempre lo justo, nunca excede sus posibilidades, y termina escondiéndose tras una timidez que gusta y provoca ganas de seguirla. "Ven, es la señal / El sol mira desde allá / Ya no hay nada que hacer / Veo al tiempo suceder", se escucha hacia el final, como si las estrofas nos relataran el testimonio de alguien que busca en otra persona un pasaporte de purificación, un futuro definitivo. A ello le sigue "Idioma", un disfrutable pasaje que deja el EP. Más rítmico que el primero, aquí también se habla de señales y sensaciones de entrega, aunque ahora aludiendo a las limitaciones que a veces supone el lenguaje. El encanto de este tema, sin embargo, nace de sus atractivas melodías vocales, que recorren caminos prósperos y dan como resultado una exhibición melosa para el oído.



Pero más allá de su sonido, Ciudades propone también un abordaje adornado, acaso algo enigmático, de temas como el recelo de la casualidad o la fuerza del destino. Los versos de Navarro, cargados siempre de una originalidad poética, dejan de vez en cuando a la música en un segundo plano. "Fragilidad", por ejemplo, trata el tema que profesa su título a través de una imaginería perspicaz (verdades que se esparcen y lluvias de sol son algunas de las figuras evocadas por la chilena), dando origen a estrofas que cautivan por su forma y, sobre todo, por su fondo. Y aunque con menos potencia, también llaman la atención las ideas que se expanden por "Ciudad", tercer tema del EP (escuchamos a alguien rendirse ante un provenir inevitable: "Si tan solo supieras lo que lento se hace esperar / Injusto y vano querer cambiar / Lo que tiene que ser, será"). En este punto, además, unos acordes de guitarra eléctrica se hacen notar y ganan protagonismo, dándole a la composición un rumbo sofisticado. Un rumbo que, sin duda, confirma al minimalismo como un componente sustancial de este proyecto. Con poco, la instrumentación suele acompañar de forma puntual a la voz de Navarro, y nunca llega a sorprender en demasía.

Todo se termina con "Sin Maletas", canción que se destaca por su interpretación vocal arrulladora (por momentos, la cantante se limita a susurrar, y las vibraciones de su voz llegan a nosotros como dardos edulcorados por sus versos) y un ánimo por incorporar elementos percutivos propios del jazz. Hacia su último minuto, sin embargo, "Sin Maletas" se traiciona a sí misma, y entonces reaparece el estilo pop que habíamos escuchado en los temas anteriores. Es un tropiezo que poca justicia hace a un EP casi siempre lúcido, de formas refinadas y con una ambición consciente de sus propios límites. Con sus aciertos, Ciudades no da tiempo para dudar: las capacidades de composición de Antonia Navarro irradian un talento alentador para la escena latinoamericana. Hallazgos de este tipo nos hacen pensar en que, a lo mejor, las nuevas voces de la región están en condiciones de decirnos algo que las ya consagradas han ignorado.
Antonia Navarro - Ciudades
Aspirante a periodista cultural y crítico musical wannabe. Lleva un tiempo intentando hacerse famoso en internet y hasta ahora nada.

No hay comentarios

Nombre

Correo electrónico *

Mensaje *