Recent posts

Freddie Gibbs - You Only Live 2wice








Puntaje: 13/20
Año: 2017
Sello: ESGN

Desde que N.W.A. nos enseñó qué es el gangsta rap (aunque sus integrantes rechazaban la etiqueta, pero esa ya es otra historia), sabemos que el hip-hop es sinónimo de libre expresión, el género que ofrece voz y palabra a aquellos que se encuentran al margen no solo de las convenciones sociales, sino también de la ley. Así, el gangsta rap se ha constituido como ese subgénero que nos permite conocer la vida del gangster de un modo autobiográfico, a través del testimonio personal. Violencia, droga, pobreza y, en general, una vida desordenada suelen ser los tópicos que escuchamos en esta vertiente del rap, cuyos exponentes se dividen claramente en dos grupos: quienes presumen de una vida que no conocen y quienes realmente viven de espaldas a la ley. Freddie Gibbs pertenece a este segundo grupo, y nada caracteriza tanto a sus versos como la recurrente alusión a sus vivencias como dealer de cocaína. Su nuevo álbum, You Only Live 2wice, sigue el camino frecuente en la lírica de Gibbs, aunque esta vez con menos brillo que en ocasiones anteriores.

En 2014, Gibbs lanzó uno de las discos de rap más memorables de los últimos diez años: Piñata. Producido enteramente por el prolífico Madlib, Piñata fue ese gran paso en la carrera de Freddie Gibbs hacia un camino más trascendente, un camino marcado por un rap sincero y bien hecho, con beats deslumbrantes y un flow que llamaría la atención del cualquiera. Sin duda, eso no se ha perdido. En varios momentos de You Only Live 2wice, Gibbs nos recuerda por qué es uno de los raperos más aclamados en la actualidad, aunque a él no le interese el critical acclaim. "20 Karat Jesus" es un inicio ambicioso, un tema que se divide en dos partes principales gracias a un cambio de beat hacia la mitad (el segundo beat, por cierto, es uno de los mejores regalos que deja el álbum). Aquí ya se hace una primera reivindicación del gangsta rap, pues escuchamos a un rapero que es consciente de las cosas malas que rodean su vida ("Thug in the pen', I need forgiveness / I'm livin' like every decision is a sin"). La fluidez de Gibbs se sigue exponiendo con soberbia en "Alexys", un track más convencional que el primero pero de una potencia innegable. En este punto llama mucho la atención la cantidad de sobrenombres que utiliza Freddie para referirse a sí mismo, que son, por cierto, tantos como los diversos eufemismos que usa para referirse a la cocaína, haciéndonos pensar que tanto él como la droga están dentro del rango de lo prohibido y son, por lo tanto, innombrables.


Algo que no había en Piñata pero sí es frecuente en You Only Live 2wice son las bases de trap. Ya lejos de Madlib, Gibbs ha trabajado en este álbum con una decena de productores, por lo que la variedad en los beats resulta más que comprensible. El acercamiento con el trap, sin embargo, deja en este caso algunas ambivalencias. En "Crushed Glass", por ejemplo, se logra un resultado bastante atractivo gracias a un Freddie Gibbs que nunca se olvida de rapear y lo hace casi siempre bien, con un dinamismo pegajoso que aprovecha para hacer alusión a un reciente problema judicial que tuvo producto de una acusación de violación ("I just beat a rape case, groupie bitch I never fucked / Tried to give me ten for some pussy that I never touched") y dedicar un par de versos al nuevo presidente de su país ("Donald Trump gon' chain us up and turn back to slaves, nigga"). Los problemas llegan con temas como "Amnesia" (más sobre cocaína y ahora también sobre algunos encuentros sexuales con mujeres en un hotel canadiense) y "Phone Lit" (mucha repetición y ganas de hacer un hit, pocas ganas de hacer rap), pues nos muestran la versión más conformista y superficial de Gibbs, como si de pronto se olvidara de su autenticidad y dejara de parecerse a sí mismo.

Hacia el final, en "Homesick", escuchamos dos de las reflexiones más interesantes del álbum. La primera es la de un hombre que ha conseguido el éxito económico de manera reprobable y sabe que cualquier acción bondadosa que haga estará envuelta de cierta hipocresía ("I donate my money to children but I'm still selling drugs"); la segunda es la de un padre preocupado por el futuro de su hija, de quien espera no seguir su ejemplo ("Did some things in life I know I don't want my daughter to do / Shit, got a list of things I don't want my daughter to do"). Y es que si hay algo que nunca estará ausente en la música de Freddie Gibbs es su capacidad única para decir lo que piensa, para lograr que sus versos sean cada vez más crudos mientras su fluidez aumenta y su rap gana relevancia. You Only Live 2wice es un trabajo lleno de energía que a veces pierde el talento de Gibbs en tópicos y en un marcado egocentrismo, pero que mantiene vigente el alma del gangsta rap. Un álbum, a la larga, que no gustará a quienes entiendan al rap como un arma de cambio, pues aquí no parece buscarse impacto social alguno. El rap, sin embargo, es mucho más que eso. Su riqueza, como género, radica en la libertad.
Freddie Gibbs - You Only Live 2wice
Aspirante a periodista cultural y crítico musical wannabe. Lleva un tiempo intentando hacerse famoso en internet y hasta ahora nada.

No hay comentarios

Nombre

Correo electrónico *

Mensaje *