Recent posts

Sarah Davachi - All My Circles Run








Puntaje: 14/20
Año: 2017
Sello: Students of Decay


En un intento por trazar el límite entre música académica y música popular, el filósofo francés Alain Badiou habla de la existencia de una música para entretener. En aquella categoría, Badiou incluye a todos los estilos musicales que conocemos: rock, pop, blues, folk, hip-hop, country y demás, pero hace una excepción con el jazz. El jazz, explica el filósofo, trasciende la etiqueta de música para entretener porque realmente propone algo nuevo; porque, a diferencia del resto de géneros, no se limita a seguir las enseñanzas de la música clásica (tonalidad, ritmo, armonía expresiva, etc), sino que las reinventa y desafía a través de Coltrane y compañía. Sin embargo, hay un género que Badiou ha olvidado: el ambient. No parece existir algo que relacione al ambient con el entretenimiento, pues se trata de un género que, en su mejor versión, invita siempre a la reflexión, a la introspección profunda. Como muestra de ello, podríamos escuchar desde el emblemático Music For Airports (1978) de Brian Eno hasta All My Circles Run, el recién lanzado álbum de la canadiense Sarah Davachi.

En su nuevo proyecto, Davachi propone un abandono del sintetizador para concentrarse en las capacidades de diversos instrumentos. Esto, sin duda, constituye un giro interesante en su carrera, sobre todo si consideramos la exploración de los armónicos y timbres de sintetizador que realizó la canadiense en su álbum Vergers, lanzado el año pasado. All My Cirlces Run, en cambio, condensa las indagaciones de Davachi en cuatro variedades tímbricas: cuerdas, piano, órgano y voz. "For Strings", primer tema del álbum, muestra un ambient bien pensado que exige paciencia y concentración, con detalles que van integrándose a lo largo de sus casi ocho minutos de duración. Quizá lo más atractivo de este tema sea esa evolución que transforma un inicio de frecuencias punzantes y agudas en un final dominado por vibraciones graves y oscilantes.



Algo similar sucede en "For Organ", tema que vuelve a proponer un ambient que evoluciona con el pasar de los segundos. Esta es una composición de un cuerpo musical denso mas no sobrecargado, en donde la música cumple un rol inspirador en tanto nos invita a crear una serie de imágenes mentales que, al menos esta vez, parecen envueltas por un aire de optimismo. Si bien no se puede decir que aquí se recurra a las propiedades tradicionales del sistema tonal para generar emociones, no cabe duda de que existe una fuerza insoslayable en cada acorde de órgano, en cada movimiento realizado por Davachi. De todos modos, la música toma un rumbo más emotivo en "For Piano", un track engañoso debido a que en un primer momento puede dar la sensación de ser la típica pieza conmovedora de piano. Con sus once minutos, esta es la composición más larga de All My Circles Run, y Sarah Davachi parece haberla dividido en tres fases: inicio agradable de delicados acordes de piano, una etapa de tensión hacia la mitad y un final con notas agudas que marcan un desenlace sutil para un tema eminentemente tenso.

Pese a todo, quizá la novedad más llamativa de este álbum sea "For Voice", en donde Davachi nos deslumbra haciendo colisionar lo celestial con lo apocalíptico en una obra que solo podría retratar musicalmente una ascensión lenta, dolorosa, triste pero bella. Solo al terminar de escuchar "For Voice", nos damos cuenta de que estamos siendo testigos de algo especial. Y es que All My Circles Run es un proyecto arriesgado, cuya virtud principal pasa por plantear una suerte de música atemporal, música que pone una pausa al ritmo acelerado del mundo. El esfuerzo de Sarah Davachi no ha consistido en exhibir la pureza tímbrica de cada instrumento (como podrían hacer pensar los títulos de estos temas), sino en mezclar la particularidad de cada timbre para crear una fusión hipnótica que, de forma progresiva y a veces disimulada, conduce a un estado de profunda reflexión. Esta es, precisamente, la experimentación que viene bien al ambient, aquello que aleja a este género de toda asociación con la industria musical contemporánea o con eso que Badiou llama música para entretener.
Sarah Davachi - All My Circles Run
Aspirante a periodista cultural y crítico musical wannabe. Lleva un tiempo intentando hacerse famoso en internet y hasta ahora nada.

No hay comentarios

Nombre

Correo electrónico *

Mensaje *