Recent posts

Noel Gallagher's High Flying Birds - Chasing Yesterday

Puntaje: 12/20

Género(s): Pop-Rock

Año: 2015

Sello: Sour Mash



Noel Gallagher es uno de esos artistas que no necesita presentación alguna. Es casi seguro: quienquiera que esté leyendo esto ha escuchado, al menos una vez, el nombre de este señor. Su participación protagónica en Oasis, una de las bandas más famosas de las últimas dos décadas, es lo que todos saben de él. Pero lo que no muchos saben es que Gallagher, además de un músico talentoso, también es un personaje muy particular. Durante los últimos años, cada entrevista que le han hecho ha devenido en un sinfín de comentarios y ha dado noticia para semanas enteras. Con ello, Noel ha pasado a ser célebre por sus declaraciones políticamente incorrectas acerca de otros artistas contemporáneos, a los cuales ha criticado sin el más mínimo cuidado. Esto, como es de suponer, le ha ganado el odio de algunos y la admiración de otros, aunque a él, ciertamente, parece no importarle. Es curioso, no obstante, el notorio contraste entre su personalidad y su música. Mientras la primera es relajada, atrevida y guiada por un desparpajo insólito; la segunda es, más bien, calculadora y cauta, como han demostrado los cuarenta y cuatro minutos de Chasing Yesterday, el segundo álbum que realiza acompañado de sus High Flying Birds.

Ya desde el álbum que dio origen a su banda, Noel Gallagher's High Flying Birds (2011), Gallagher anunciaba que seguiría desarrollando su clásico estilo pop rock de guitarras, teclados y melodías vocales pegajosas, lo que daba la sensación de estar escuchando a un artista negándose a probar nuevos caminos de construcción musical. La verdad es que si lo planteamos de ese modo, si esperamos a un músico que, luego de haber triunfado en los noventas, estaría en el deber de hacer cosas nuevas o de arriesgar un poco en cuanto a su propuesta musical, Chasing Yesterday sería uno de los álbumes más decepcionantes del año. Pero felizmente no lo es. Gallagher es como un profesor de universidad; no un conocedor vasto, sino un especialista: sabe de lo que está hablando y se explaya pretenciosamente para lucir todo su conocimiento sobre el tema. En este caso, la especialidad de Noel es aquella que comenzó a aprender junto a su —no muy querido— hermano hace más de veinte años: el pop rock en su versión más británica.

"Riverman", la primera canción de Chasing Yesterday, comienza pareciendo un cover de la popularísima Wonderwall, como si el compositor se estuviera haciendo un tributo a sí mismo. Además de compartir título con una canción de Nick Drake, este tema resulta atractivo por las guitarras melosas tocando esa especie de rock altamente sofisticado, por los teclados marcando cada cambio de acorde, y sobre todo por el instrumento de viento que aparece al final, un detalle muy interesante que Gallagher ya ha utilizado en el pasado. Quizá eso, los detalles, hicieron falta en buena parte del resto del álbum. A ello le sigue "In The Heat Of The Moment", la confirmación de que estamos escuchando a una banda que otorga gran importancia al bajo, mientras que unas guitarras atmosféricas (que, al menos a mí, me hicieron pensar en U2) al fondo acompañan esa especie de coro entonando el "Na Na Na Na Na" que sirve de estribillo principal a lo largo de la canción. Luego de escuchar ambos temas, queda clarísimo que Gallagher ha decidido exhibir toda la potencia de sus guitarras desde el primer minuto del álbum.

Pero todo ello solo nos prepara para las melodías vocales descendentes de "The Girl With X-Ray Eyes", en donde el vocalista nos regala versos no tan memorables como "Turn the page and let it go / Like your mother told you so / Life, it stretches on for miles / The truth is on your stereo", acompañado por un trabajo sólido de guitarras distorsionadas y una especie de sintetizador que marca el camino de la progresión acórdica al inicio de la canción. Por su lado, "The Dying Of The Light", la quinta en la lista de Chasing Yesterday, es quizá lo más puramente brit-pop/brit-rock que exista en esta producción (incluso parece inspirada en el debut de la banda británica ColdplayParachutes, álbum que el propio Gallagher ha confesado admirar). Aquí se usan los teclados para las notas suaves, las guitarras para marcar los acordes, y la percusión para cumplir con su papel de estructurar el compás (la canción está compuesta en 4/4), sin impresionar. Y a ello se suma la guitarra eléctrica, regalando notas altas en solos muy sofisticados durante el último tramo de la canción.

Sin embargo, lo más ambicioso del LP llega en "The Right Stuff", en donde la instrumentación comparte protagonismos (por momentos deslumbra el bajo, por otros la guitarra, por otros un saxo increíble) y, mágicamente, escuchamos la voz de Noel Gallagher recién después del primer minuto, acompañado esta vez de Joy Rose (cantante inglesa), formando un contraste de voces que aporta un toque de variedad interesante, logrando que este tema se convierta en algo realmente disfrutable, que luce, incluso, un solo de saxo al final (de hecho, el mismo Gallagher lo incluyó en una lista personal de las doce mejores canciones que ha escrito en su vida).

Los problemas comienzan cuando uno se da cuenta de que no hay más Right Stuffs en Chasing Yesterday. Por el contrario, hay unas tres o cuatro canciones que ignoran por completo los detalles, y se quedan en la intrascendencia de la canción rock con dos estrofas, un coro que se repite tres veces y un solo de guitarra que sirve como puente antes del cierre. "Lock All The Doors" es una de ellas, y parece sostenerse solo sobre unas guitarras potentes y letras que no aportan gran cosa("Lock all the doors / Maybe they'll never find us / If I can be sure, like never before this time / Get down on the floor / Turn on the lights off inside / I can be sure like never before this time", canta Noel). Algo similar sucede en "The Mexican", construida básicamente sobre la repetición de un estribillo de guitarra y que termina siendo predecible a causa de su estructura convencional. Pero las fórmulas llegan a su versión más evidente en "You Know We Can't Go Back", que se puede describir así: canción en 4/4 construida por estrofa-coro-estrofa-coro-puente(solo de guitarra)-coro final. Así, con fórmulas usadas hasta el hartazgo, es difícil hacer música trascendente.

A pesar de ello, no se puede negar que este es un álbum para disfrutar de principio a fin. Como dije, este es el campo favorito de Gallagher, pues, estando en él, sabe muy bien lo que está haciendo. Chasing Yesterday es la demostración de eso, ya que está constituido por un buen setlist de rock estilizado hasta el extremo, algo en lo que el británico es especialista. En este punto, vale preguntarse: ¿es que acaso no importa el trabajo de los demás integrantes de esta banda?, ¿todo se resume al vocalista y guitarrista principal? La respuesta es sí. Él es el líder, el que aparece en las portadas de los álbumes, el que da las entrevistas, el chico famoso e incorregible del grupo. Y esto, no cabe duda, le encanta a Noel Gallagher, uno de esos pocos artistas con el talento necesario para lograr que cualquier cosa que pase por su mente, termine sonando bien. Lástima que eso no sea suficiente.

Mis Favoritas:
1) Riverman
3) The Girl With X-Ray Eyes
5) The Dying Of The Light
6) The Right Stuff

Clic para escuchar:
https://www.youtube.com/watch?v=4thCOmIMuVM
Noel Gallagher's High Flying Birds - Chasing Yesterday
Aspirante a periodista cultural y crítico musical wannabe. Lleva un tiempo intentando hacerse famoso en internet y hasta ahora nada.

No hay comentarios

Nombre

Correo electrónico *

Mensaje *