Recent posts

Menace Beach - Ratworld


Puntaje: 13/20
Género(s): Noise Pop / Lo-fi Rock
Año: 2015
Sello: Memphis Industries



En el mundo literario, existe una conocida frase que, según dicen, es proclamada por muchos novelistas con varios años de producción encima: “es fácil escribir una buena primera novela; lo realmente difícil es escribir una segunda”. Algo distinto, creo, sucede en el universo musical. Generalmente, los músicos van encontrando sus temporadas de creación más memorables a través de los años, gracias a la experiencia, mientras que, en muchos casos, se ha visto a grandes escritores intentando, sin éxito, repetir la gloria de una impecable primera novela. Pero, claro, siempre hay excepciones. El caso de Menace Beach, una banda originaria de Leeds, al norte de Inglaterra, estuvo cerca de serlo. Su álbum debut, Ratworld, ha llamado la atención de una gran cantidad de seguidores del rock de garaje, perfilándose como la producción inicial de una banda con un prometedor futuro.

Lo primero que genera escuchar este álbum es una sensación de anacronismo. Ratworld tiene como característica principal sonar al pasado. Como es evidente, esto es inevitable en un álbum debut, pues casi siempre sucede que los artistas plasman gran parte de sus influencias en sus primeros trabajos. Tal parece que, tanto Ryan Needham como Liza Violet, vocalistas y compositores principales de la banda, han asimilado el punk-rock alternativo de inicios de los noventas como su principal fuente de inspiración. A lo largo de sus treinta y dos minutos, Ratworld deja notar una fuerte influencia de la potencia melódica de bandas como Superchunk o Elastica, esta última, precisamente, nacida también en el Reino Unido. Del lado de Menace Beach, su propuesta nos llega en forma de doce canciones, todas muy cortas (entre uno y tres minutos) y con poca variedad musical, aunque cargadas de algunos momentos de gran intensidad, que aparecen, casi siempre, gracias a la fusión de voces (masculina y femenina), una de las grandes ventajas que presenta esta banda.

El inicio es un tanto plano, con canciones como “Come On Give Up”, que presenta una estructura bastante básica (estrofa – estribillo), un estilo muy lo-fi, y nos anuncia a la guitarra eléctrica como el instrumento que, por excelencia, escucharemos en la próxima media hora. Algo similar sucede en “Elastic”, segundo tema del álbum, que tiene, de nuevo, a la guitara eléctrica como gran protagonista y en donde se empieza a mostrar el interesante resultado del contraste de voces entre Needham y Violet. Sin embargo, aquí también se empiezan a escuchar los problemas principales de Ratworld, pues, además de tener una estructura muy simple, esta canción suena repetitiva, debido a la reiteración del mismo estribillo de guitarra una y otra vez. Casi lo mismo sucede con “Drops Out”, aunque en esta última se logra apreciar el trabajo de un bajista (Matt Spalding) que, pocas veces en todo el LP, demuestra todo lo que es capaz de hacer.

Pese a ello, Menace Beach encuentra algunos de sus mejores momentos cuando se atreve a arriesgar en la intensidad de sus tempos, como sucede en “Lowtalkin’”, quizá la canción más enérgica y llena de vida de todo el álbum, gracias a sus guitarras distorsionadas y al trabajo de percusión. Lo contrario sucede con “Blue Eye”, uno de las pocos temas con toques atmosféricos, en donde la intensidad más bien es manejada con sutileza, a través de la voz de Liza Violet, entonando versos como “And if you ever believe me, I hope you’ll leave me / I’m nothing at all”. Por su lado, “Ratworld”, la canción que le da título al álbum, es otra prueba de lo que pueden conseguir estos ingleses cuando prueban escapar, al menos un poco, del molde indie-fuzz noventero. A todo ello, habría que agregar el trabajo de canciones como “Tastes Like Medicine” (construida a base de melodías vocales enormemente agradables y un bajo muy potente) o “Fortune Teller” (la última del LP, una de las pocas en que aparecen sintetizadores y las voces dejan de importar tanto para dejar a la instrumentación como el centro de atención), dos de las más llamativas de toda la producción.

En suma, Ratworld es un trabajo bastante homogéneo, digno de una banda que ha ido a lo seguro, con canciones cortas que evidencian —a veces, demasiado— ser parte de una misma idea musical. Ciertamente, ello no está nada mal tratándose de un álbum debut. Dentro de sus limitaciones, creo que Menace Beach ha desarrollado una producción con varios momentos disfrutables, que, definitivamente, tiene más puntos a favor que en contra. Sin duda, la presencia de MJ Johnson (de la banda de noise rock Hookworms) en la realización, ha sido fundamental para lograr un resultado como este: un álbum con un inicio un tanto monótono, que se guarda lo mejor para los últimos dos tercios de su oferta musical. Ahora, solo queda esperar por lo que puedan ofrecer estos ingleses en el futuro. Lo que ha quedado claro es que el talento está ahí, y solo hace falta un poco de experiencia. Menos mal que no son novelistas.

Mis Favoritas: 
4) Lowtalkin'
5) Blue Eye
9) Tastes Like Medicine
12) Fortune Teller

Clic para escuchar:
https://www.youtube.com/watch?v=eWcy5TyoQR0
Menace Beach - Ratworld
Aspirante a periodista cultural y crítico musical wannabe. Lleva un tiempo intentando hacerse famoso en internet y hasta ahora nada.

No hay comentarios

Nombre

Correo electrónico *

Mensaje *