Recent posts

Moderat - II


Puntaje: 14/20
Género(s): Electronic
Año: 2013
Sello: Monkeytown Records





En épocas actuales, cuando la música electrónica parece ser un gran negocio, hay ciertos países que son conocidos por generar, consolidar y exportar una considerable cantidad de productores de aquel género. Alemania es uno de ellos. Si te gusta la música y eres alemán, es muy probable que termines siendo DJ. Tal fue el caso de Gernot Bronsert y Sebastian Szary, quienes formaron, a finales de los noventa, el dúo electrónico Modeselektor. Este dúo es conocido por su estilo violento de beats y sintetizadores, por los tempos vertiginosos y por sus constantes colaboraciones en los últimos años, con artistas como Busdriver, Thom Yorke, Miss Platnum, entre otros. Pero no cabe duda de que la asociación más acertada de Modeselektor hasta la fecha, ha sido con el —también alemán— productor de música electrónica Sascha Ring, mejor conocido como Apparat. En 2009, Ring, Bronsert y Szary decidieron hacer un álbum juntos, bajo el nombre de Moderat. El álbum tuvo el mismo nombre que el nuevo trío musical, y estuvo bien hecho, sin llegar a ser espectacular. Lo que nadie se imaginó entonces es que, cuatro años más tarde, con su segundo álbum, el trío alemán lograría un resultado muy similar, pero de un modo distinto.

Si el primer álbum Moderat llegó a tener cierto reconocimiento por sus momentos más pegajosos construidos a base de composición digital y estructuras Pop, el segundo sigue el mismo camino. II siempre parece andar en el límite entre lo mainstream y lo underground. Luego de “The Mark (Interlude)”, una corta introducción Ambient al mundo digital de los alemanes, lo que se escucha en el álbum es “Bad Kingdom”, el single más promocionado de II, algo comprensible ya que es, de lejos, el más pegajoso. Con sintetizadores potentes y una voz cantando con un estilo puramente Pop, “Bad Kingdom” se posiciona como uno de los platos fuertes del menú musical de Moderat, aunque no pasa de ser una canción repetitiva que lo único de intenso y explosivo que tiene es el inicio. Por su lado, “Versions”, la tercera canción, sin voces esta vez, presenta un buen manejo entre sutileza y potencia, que se logra a través de pausas y destellos digitales, beats y mezclas electrónicas que se disfrutan con facilidad. Y a pesar de que en esta canción también se caiga en la monotonía y en la previsibilidad, rescato el esfuerzo por lograr un sonido que no solo resulte agradable sino también novedoso, algo que, creo, se logró.

Sin embargo, lo atractivo llega en la mitad del álbum. “Let In The Light” es una de las más deslumbrantes composiciones en II, con voces distorsionadas y beats menos vertiginosos que en las canciones anteriores, pero de gran contundencia. “Let in the light / But obstruct my view”, se escucha en dicha canción, en la cual, precisamente, los chicos de Moderat parecen haber encontrado toda luz existente en cuanto a sus posibilidades de construcción artística. Por otro lado, la propuesta más interesante es “Milk”, la canción más larga del álbum, con diez minutos de duración. Digo que es interesante porque es algo que el trío alemán no había intentado antes: poner a prueba su ambición. Si bien “Milk” tiene buenos momentos, pasa sin dejar mucho y se mantiene en una linealidad que la vuelve tediosa en ciertos puntos. Luego, encontramos “Therapy”, otro punto alto del álbum, que empieza de manera cautelosa para después, en un estallido, mostrar toda la fuerza de sintetizadores, percusiones y samplers que se asocian para formar una melodía realmente disfrutable.

Lo que resta es lo menos memorable del álbum. En “Gita” regresa la melodiosa voz de Apparat, pero no logra sorprender, pues todo se sostiene en fórmulas que ya conocimos en los minutos anteriores de II (y también en el álbum anterior del trío): falsettos, estilo pop, poca fuerza. En “Ilona” se intenta un minimalismo un tanto superficial, que, como ha pasado con otras canciones de esta producción, cae en la monotonía. Asimismo, “Damage Done” es, sumado a “Bad Kingdom”, el segundo himno Pop-Electro del álbum. Aquí otra vez canta Apparat y va elevando la voz progresivamente, logrando que la canción tenga algunos momentos destacables y otros bastante predecibles. En suma, la voz de Ring (que, por cierto, es muy agradable) se podría aprovechar muchísimo más si se dejaran de lado las fórmulas, para intentar estructuras más ingeniosas y arriesgadas, como en la ya mencionada “Let In The Light”, por ejemplo.

II es un álbum disfrutable, bien producido y seguramente con grandes intenciones de que pueda terminar siendo un referente en la escena musical electrónica actual. Esto último, creo, no será posible. Pero lo que no puedo dejar de reconocer son las ganas que mostró Moderat de dar un paso hacia adelante, en un intento de trascender propuestas que quieren dejar en el pasado, superándolas: de “Les Grandes Marches” a “Versions”, o de “Rusty Nails” a “Bad Kingdom”. Y como las ganas nunca son suficiente, quedaría preguntarse: ¿lo lograron? Yo diría que a veces sí, sobre todo cuando estos tres alemanes recuerdan todo lo que son capaces de hacer con su talento y sus computadoras, pues es en esos momentos cuando están más cerca de su mejor versión.

Mis favoritas:
3) Versions
4) Let In The Light
6) Therapy
10) Damage Done

Clic para escuchar:
Moderat - II
Aspirante a periodista cultural y crítico musical wannabe. Lleva un tiempo intentando hacerse famoso en internet y hasta ahora nada.

No hay comentarios

Nombre

Correo electrónico *

Mensaje *