Recent posts

Darkside - Psychic


Puntaje: 16/20
Género(s): Electro / Downtempo
Año: 2013
Sello: Other People




Nicolas Jaar es uno de los productores de música electrónica más aclamados de la actualidad. Nacido en Nueva York hace casi veinticinco años, vivió gran parte de su niñez en Chile, el país natal de su padre. Siendo ya un adolescente, regresó a Nueva York junto a su familia, y comenzó a estudiar en una escuela francesa. Su pasión por la música, no obstante, se desarrollaría profundamente durante sus años como estudiante de literatura en una universidad de Rhode Island. En el transcurso de ese período, mientras compartía composiciones con amigos, decidió dedicarse de lleno a la música. Jaar es otro de tantos músicos talentosos que se han dejado maravillar por los encantos de la música electrónica. Destaca en él que, a diferencia de muchos otros, no es solo un DJ, sino un multi-instrumentalista. Gracias a eso, quizá, Nicolas Jaar ha desarrollado de modo admirable la fusión entre sonidos acústicos (principalmente guitarra y teclados) y electrónicos.

En 2011, luego de haber publicado algunos EP’s que recopilaban sus primeros trabajos profesionales, Jaar produjo su primer álbum de estudio: Space Is Only Noise. El álbum recibió elogios por doquier, y bien ganados, ciertamente, debido a su enigmática lobreguez, repleta de sonidos espectrales y experimentos lúdicos compuestos por voces, samplers y un ambicioso minimalismo. Todos estos componentes constituyen el sello musical de Nicolas Jaar, y se hacen notar, también, en sus trabajos colaborativos. A finales del mismo año, Jaar anunciaría, en asociación con el músico Dave Harrington, el resultado de un trabajo en dúo al cual llamaron Darkside. Así, en noviembre de 2011, aparecería el Darkside EP, una producción que ya exhibía todo lo que podían ofrecer ambos músicos en conjunto. Darkside EP estaba compuesto de tres canciones, entre las que destacaba “A1”, construida a base de guitarras y sonidos atmosféricos. De hecho, “A1” suena muy parecida a varias canciones en Psychic, último álbum del dúo. Lo que queda claro, sin embargo, es que Psychic no habría sido posible sin otro trabajo previo realizado por Jaar y Harrington.

En junio del año pasado, Darkside cambió su nombre a Daftside, y lanzó, a través de Soundcloud, un álbum de remixes de cada canción del aclamado y célebre Random Access Memories, de Daft Punk. Es importante mencionar esto porque en Psychic se hacen notar, por momentos, guitarras y fusiones funky, resultado de una fuerte influencia del trabajo anterior del dúo. Ejemplo de ello es “The Only Shrine I’ve Seen”, quinta canción de Psychic, que empieza con unas progresivas percusiones, para luego convertirse en una rítmica construcción de beats y riffs dignos del funk clásico. Una estructura parecida tiene la tercera canción del álbum, “Heart”, que no solo es el resultado de beats y guitarras sonando hipnóticamente, sino también presenta cambios de ritmo interesantes, y, en mi opinión, muy bien logrados. Psychic es un álbum en el que es usual encontrar cambios en los ritmos de las canciones, combinados con voces que pueden ser muy agudas o muy graves. Los que hemos venido escuchando la obra musical de Nicolas Jaar, sabemos que el juego con voces es una constante en sus creaciones, y conocemos su magistral manejo de los tiempos en cada composición.

En Psychic, el manejo de pausas y silencios, así como los contrastes entre momentos de tensión y explosiones de sonido (que son esos instantes en que toda la instrumentación se hace notar y las canciones alcanzan sus puntos más álgidos) son características dignas de destacar. “Golden Arrow”, la primera canción del álbum, es la muestra más clara de ello. Quizá esta canción, con más de once minutos de duración, sintetiza íntegramente la propuesta musical de Darkside, que consiste en una atrevida mezcla de samplers distorsionados, juegos entre silencio y asociación de sonidos, guitarras (maravillosamente) melódicas, voces misteriosas y percusiones que se hacen esperar hasta que, sin que el escucha pueda predecirlo, resuenan en el momento justo. Jaar y Harrington parecen haber encontrado justamente eso: la justeza en cada composición, la exactitud minuciosa en la instrumentación de sus canciones. Esto no es sorpresa, ya que a veces da la sensación de que minuciosidad es el segundo nombre de Nicolas Jaar. Minuciosidad y minimalismo: dos palabras que podrían resumir este álbum.

Psychic casi no tiene puntos bajos, aunque quizá las canciones más cortas del álbum (“Greek Light” y “Sitra”) sean las que dejan más que desear. En lugar de eso, los puntos altos se encuentran a lo largo de sus casi cuarenta y cinco minutos de duración, siempre constituidos por las guitarras narcóticas de Dave Harrington y las sutiles mezclas de Nicolas Jaar. Aparte de la primera canción, lo más memorable de este álbum se puede encontrar en canciones como “Paper Trails”, en donde aparece un sólido bajo que no se había hecho presente antes. Aquí la voz de Jaar es más grave que nunca y se fusiona a la perfección con una guitarra, un beat de aplausos y una pandereta que se usa para elevar la intensidad en ciertos instantes y que no hace más que enfatizar el trabajo de instrumentación que podemos encontrar en Psychic. Por otro lado, si hablamos de piezas destacables, también está la última canción del álbum, “Metatron”, en donde hay, igualmente, un resaltante trabajo de bajos y guitarras reverberadas. Esta canción ilustra de manera precisa cómo ha desarrollado este dúo una capacidad elogiable para el juego entre pausas prolongadas y explosiones de sonido.

Sin mucho que agregar, solo puedo recordar lo que pensé mientras escuchaba este álbum por primera vez: Psychic suena a alguien que saca el máximo provecho de las ventajas que ofrece la música electrónica, suena a alguien haciendo lo que le da la gana con la música, y creo sinceramente que si un artista tiene una computadora para lograr eso, es lo menos que puede intentar: llevar la composición musical, a través de herramientas digitales, a sus niveles más intensos. No me cabe duda de que Nicolas Jaar ha venido alcanzando eso en los últimos años, y qué mejor, en este caso, que acompañado por otro músico talentoso, para seguir demostrándolo. Si bien hace poco, mediante su página web, los chicos de Darkside anunciaron que se separarían indefinidamente, queda claro que no hay mucho que reprocharles. Los dos años en que trabajaron juntos fueron de mucho provecho, y no solo para ellos, sino para todo amante de la música electrónica.

Mis favoritas:
1) Golden Arrow
3) Heart
4) Paper Trails
6) Freak, Go Home
8) Metatron

Clic para escuchar:
Darkside - Psychic
Aspirante a periodista cultural y crítico musical wannabe. Lleva un tiempo intentando hacerse famoso en internet y hasta ahora nada.

No hay comentarios

Nombre

Correo electrónico *

Mensaje *